Una primavera para Europa

Salvini rescata en Polonia la primavera europea para enfrentarse a las élites globalistas en las elecciones del mes de junio.

“Polonia e Italia serán los héroes de la nueva Primavera europea”. Matteo Salvini viajó a Varsovia para alistar al Gobierno polaco en la lucha que la derecha alternativa prepara frente al oficialismo de la UE de cara a las elecciones europeas.

PUBLICIDAD

Salvini, cuyo objetivo último es la creación de un nuevo grupo en el Parlamento Europeo, reivindicó los “principios comunes relacionados con la familia, el desarrollo y el crecimiento” que unen a Polonia e Italia.

“Debido a que el eje franco-alemán ha estado dominando Europa durante años, buscamos un nuevo equilibrio, una nueva energía”, explicó Salvini, que defendió que Europa vuelva “a sus raíces judeocristianas, algo a lo que se niega Bruselas de una manera irracional al rechazar los valores familiares”.

El viceprimer ministro y titular de Interior italiano mantuvo reuniones con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki; su homólogo de Interior, Joachim Brudzinski, y con el líder del partido gobernante polaco, Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski.

“La Europa que se creará tras las elecciones al Parlamento Europeo nos llevará a todos a un ritmo y una dirección diferentes a la de la Europa que hoy es administrada por burócratas”, sentenció Salvini.

La realidad es que la Liga Norte, la Agrupación Nacional (antiguo Frente Nacional) francesa y el Partido por la Libertad holandés ya han llegado a un principio de acuerdo para formar un grupo en la Eurocámara, que pasaría a ser el tercero más grande si también se suman Ley y Justicia y el Partido de la Libertad (FPOE) de Austria.

Ley y Justicia pidió tiempo a Salvini para tomar una decisión. La otra alternativa es el Partido Popular Europeo (PPE), de centroderecha y primera fuerza del PE, del que forma parte el partido Fidesz, del primer ministro de Hungría, Viktor Orban. Sin embargo, sus principales rivales en el parlamento polaco (Plataforma Ciudadana) también forma parte del PPE, por lo que las posibilidades son reducidas.

“Tanto Mateusz Morawiecki como Matteo Salvini están de acuerdo en que no puede haber lugar para el doble rasero en el seno de la UE”, mantuvo la portavoz del Ejecutivo polaco, Joanna Kopczynska.

Roma, el comienzo

El pasado mes de octubre, Salvini y Marine Le Pen mantuvieron un encuentro en Roma en el que pactaron la creación de una candidatura conjunta para conjugar los intereses de todos los países para luchar contra “la globalización, la inmigración ilegal y a favor de la familia y a la vida”.

Nació el Frente de la Libertad con dos enemigos muy marcados: el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; y el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

“Yo veo una comunidad que hace pocas cosas y las hace bien, como proteger las fronteras externas. Sobre el resto, que sean los propios países en base a su cultura en tomar las decisiones”, mantuvo Salvini

“Creo que este ‘Frente de la Libertad’ trabajará para tener un proyecto común, una idea de futuro común y, si es posible, también candidatos comunes pero dejando libertad a los países, pueblos y gobiernos”, aseveró Le Pen.