Orbán: ‘Macron es el líder de las fuerzas a favor de la inmigración’

El líder húngaro rechazó que el Partido Popular Europeo se negara a pactar con formaciones contrarias a la inmigración.

Viktor Orbán está de vuelta. El primer ministro húngaro dio el pistoletazo de salida a la campaña de las elecciones europeas y criticó al presidente francés, Emmanuel Macron: “No se puede negar que Emmanuel Macron es el líder de las fuerzas a favor de la inmigración en Europa”.

PUBLICIDAD

“No es nada personal, sino una cuestión de futuro para nuestros países. Si lo que quiere (Macron) con respecto a la migración se hace realidad en Europa, eso sería malo para Hungría, y por lo tanto, debo hacerle frente”, explicó.

El líder húngaro celebró la visita de Matteo Salvini a Varsovia. El viceprimer ministro y titular de Interior italiano mantuvo reuniones con el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki; su homólogo de Interior, Joachim Brudzinski, y con el líder del partido gobernante polaco, Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski.

“La alianza polaco-italiana o Varsovia-Roma es uno de los mayores acontecimientos con los que podría haber comenzado este año”, mantuvo Orbán, que hace unos meses calificó a Salvini de “héroe” por haber logrado detener la avalancha migratoria en las costas italianas.

Orbán se mostró decepcionado porque el Partido Popular Europeo sólo busca aliados entre formaciones favorables a la inmigración. El húngaro demandó que los conservadores europeos se abran a pactar con las formaciones contrarias a las imposiciones de Bruselas en materia migratoria.

La realidad es que la Liga Norte, la Agrupación Nacional (antiguo Frente Nacional) francesa y el Partido por la Libertad holandés ya han llegado a un principio de acuerdo para formar un grupo en la Eurocámara, que pasaría a ser el tercero más grande si también se suman Ley y Justicia y el Partido de la Libertad (FPOE) de Austria.

‘La Europa occidental no es democrática’

El globalismo ha encontrado en Orbán un enemigo que le impide extender sus tentáculos por todo el continente. El líder de Fidesz no tiene reparos en señalar las fallas de la Unión Europea y su funcionamiento: “La censura y la vulneración de la libertad de expresión son moneda corriente”, explicó.

“En cambio, la Comisión actualmente es parcial, porque está de parte del liberalismo; y no es neutral, porque actúa contra Europa Central; la Comisión no está por la libertad, porque trabaja en la construcción del socialismo europeo y no por la libertad. Afortunadamente los días de la Comisión Europea están contados”, concluyó Orbán.

Hungría y el cristianismo

A lo largo de toda su trayectoria política, Orbán ha puesto en valor las raíces cristianas de Hungría y su defensa para garantizar el futuro del país. “Nosotros somos de los que piensan que la última esperanza de Europa es el cristianismo”, aseguró en un discurso electoral el pasado mes de febrero.

“Nosotros somos solidarios con los que quieren defender sus patrias y no con aquellos que quieren un poscristianismo”, desveló Orbán, que denunció la ideología del “multiculturalismo”: “Desde la Unión Europea nos quieren imponer una Europa multicultural en la que las tradiciones cristianas sean sustituidas por tradiciones de otras culturas”.

“Los países de Europa debemos tener el derecho de elegir nuestro destino como nación. Los húngaros quieren defender sus costumbres y tradiciones y es por ello por lo que rechazan la presencia masiva de inmigrantes”, explicó.