VOX nunca pactará con los socialistas

Querido doble hermano: Te lo digo de forma más completa: Vox será el único partido que nunca pacte con los socialistas. Asisto intrigado a la campaña electoral española, tan distinta de las que conocido en el Rino Unido y en Estados Unidos. Aquí nadie parece saber qué tipo de Gobierno se puede formar con más de una docena de partidos en liza. Hace unos meses los comentaristas de los medios de comunicación convenían tácitamente en no referirse a Vox. Ahora casi todos ellos hablan continuamente del partido de Mildred, aunque lo normal es que no sepan a qué carta quedarse.

Mildred me asegura que Vox es la única fuerza política que se opone seriamente al PSOE; en el sentido al menos de que nunca pactarán con los socialistas para sacar adelante algunas leyes. A todos los demás partidos no les darían mucho apuro suscribir un pacto de esa naturaleza. Todo sea por el “diálogo”, la palabra mágica que a casi todos encandila y que nadie sabe muy bien en qué consiste. Habrá que ver cómo se las arregla el PSOE para pactar con los partidos independentistas, que en principio parece que son sus aliados naturales. De momento, los socialistas defienden que España es “una nación de naciones”, si bien no saben decir qué naciones son esas. Los nacionalistas vascos y catalanes insisten en que solo ellos son naciones. En cuyo caso, el conflicto es inevitable.

PUBLICIDAD

Te digo que cada vez entiendo menos a los españoles. Puede que sea más bien una cuestión racial, aunque Mildred parece que hubiera nacido en el barrio madrileño de Chamberí. Ella sí que se identifica con el modo de pensar y razonar de los españoles. En donde se prueba que pesa más el “derecho de la sangre” que el “derecho del suelo”, según la terminología del Derecho Romano.

No me imagino lo que podrá suceder si el 11 de noviembre, después de las elecciones, ningún partido logra una mayoría suficiente como para formar Gobierno por sí solo. En España el día 11 es la fiesta de San Martín, tradicionalmente el día de la matanza del cerdo en los pueblos. Hay un refrán español que dice: “A cada puerco le llega su San Martín”. Es decir, de acuerdo con el tradicional fatalismo español, cada uno tiene el destino que se merece. ¿Se podrá aplicar el refrán al doctor Sánchez, el caudillo del socialismo español?

Dejo la política por un momento. Estos días ando subyugado con la noticia de un equipo de científicos. Han descubierto la fecha y el lugar donde afloró por primera vez la especie homo sapiens. De ese tronco descendemos todos los humanos actuales, con independencia de la raza de cada cual. El episodio se produjo hace unos 200.000 años. Lo curioso es que el lugar corresponde a nuestro país, Bostwana. Así que, mira por dónde, somos la verdadera cuna de la humanidad. Por lo visto, el desierto de Kalahari, que ocupa la mitad del territorio de nuestro país, hace 200.000 años era un gran lago, el mayor de África. En sus riberas, donde ahora se asienta nuestra capital, Gaborone, se dieron las condiciones óptimas para que las tribus de homínidos dieran el salto cualitativo que significó el tronco del homo sapiens. Como si dijéramos, ese fue el momento del auténtico “génesis”, el representado bellamente por Miguel Ángel en el techo de la Capilla Sixtina de Roma. Quién lo iba a decir, que nuestra plantación familiar, en la zona occidental de Gaborone, sería el lugar preciso para el orto de la humanidad inteligente. Tendremos que poner una lápida conmemorativa. Recordarás que, de pequeños, solíamos jugar con los bellísimos cantos rodados que había en nuestro jardín. Nadie pudo imaginar entonces que aquella planicie pudo ser el fondo de un gran lago, con los arroyos correspondientes, hace cientos de miles de años. Me estremezco al imaginarlo.

Antes de que saltara a la prensa la noticia sobre la cuna de la humanidad, Victoria me adelantó una noticia sensacional. Supongo que la comentaría contigo. Resulta que un equipo de paleontólogos ingleses había descubierto, a pocas yardas de nuestra plantación familiar, los restos de una sepultura de hace unos 200.000 años. Lo enigmático del asunto era que, con los restos óseos petrificados, habían detectado una acumulación extraordinaria de polen de flores muy diversas. Es sabido que el polen es un resto vegetal muy duradero. Pues bien, ese dato indica que en la sepultura en cuestión el entierro se hizo con flores, seguramente porque el cadáver pertenecía a una persona muy principal. El enterramiento con flores es un rasgo específicamente cultural, esto es, inteligente. Se confirma, pues, que, al lado de nuestra casa solariega, debió de surgir la civilización humana. Estremece pensarlo.

Tuyo, Ñame Busdongo, embajador plenipotenciario de Bostwana en el Reino de España.

 

por Amando de Miguel.

Amando de Miguel es catedrático emérito de Sociología de la Universidad Complutense. Ha publicado más de 120 libros y miles de artículos. Forma parte del Patronato de Honor de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES).