¿La alarma de Greta? Hace 27 años, las palabras idénticas de otra muchacha

«Me habéis robado mis sueños y mi infancia. Nos estáis decepcionando, pero los jóvenes están empezando a comprender vuestra traición, los ojos de todas las generaciones están sobre vosotros, y si elegís fracasar no os perdonaremos nunca».

Las palabras de Greta Thunberg resonando en la ONU parecen delinear un imminente destino catastrófico para el mundo. Pero, ¿estamos seguros de que realmente es así?

PUBLICIDAD

Nos surge alguna duda cuando vemos un vídeo de 1992. La protagonista es una niña canadiense de doce años, Severn Suzuki, que pronuncio un discurso en la Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas en Río de Janeiro, donde llegó, junto a una delegación de coetáneos, gracias a una recogida de fondos.

Las palabras de Suzuki son especulares a las pronunciadas por Greta. Igual ahora que hace veintisiete años. Y también entonces la catástrofe era, según la niña, inminente. Obviamente, nadie pone en duda a nivel general el problema ambiental (aunque hay que estudiar con atención sus límites y características), pero esta concordancia a distancia de tantos años causa estupor. «En el colegio, incluso en el jardín de infancia, nos enseñáis cómo nos debemos comportar respecto al mundo. Nos enseñáis a no pelearnos con los demás, a resolver los problemas, a respetar al otro, a ordenar el desorden que hemos causado, a no herir a las demás criaturas, a compartir, a no ser avaros. Entonces, ¿por qué hacéis precisamente las cosas que nos decís que no hagamos? No olvidéis el motivo de estas conferencias, ¿por qué las hacéis? Somos vuestros hijos, estáis decidiendo en qué mundo deberíamos crecer. Los padres deberían consolar a sus hijos diciéndoles: ‘Todo irá bien. No es el fin del mundo, lo estamos haciendo lo mejor que podemos’. Pero no creo que ya nos podáis decir estas cosas. ¿Realmente estamos en la lista de vuestras prioridades? Mi padre siempre dice que somos lo que hacemos, no lo que decimos. Lo que estáis haciendo me hace llorar por las noches. Seguís diciendo que nos amáis, pero yo os lanzo un desafío: haced que vuestras acciones reflejen vuestras palabras». Más: «En mi vida he soñado con ver grandes manadas de animales salvajes y junglas y bosques pluviales llenos de aves y mariposas, pero ahora me pregunto si mis hijos podrán ver todo esto. Cuando teníais mi edad, ¿os preocupabais por estas cosas? Todo esto está sucediendo ante nuestros ojos y, a pesar de ello, seguimos actuando como si tuviéramos a disposición todo el tiempo que queramos y todas las soluciones».

Quien ha subrayado la paradoja vinculada a la alarma lanzada por Greta ha sido Franco Battaglia, docente de química física en la Universidad de Modena, una figura que ha sido respaldada en varias ocasiones por el senador Carlo Giovanardi, de Idee Popolo e Libertà. Battaglia ha intervenido hace unos días en el programa de televisión Otto e mezzo con un discurso que ha levando polémicas, y ha ratificado lo que piensa en el programa Quarta repubblica. «Estas muchachas son víctimas, todo ha sido programado: llevan a niños para conseguir el consenso de la gente común -afirma Battaglia-. El discurso pronunciado por Greta es un modo de instrumentalizar a una niña, y creo que desenmascarar este plan es un modo de defenderla. Comparar el discurso de Greta con el de Severn Suzuki demuestra que hay un plan concreto, interpretado con palabras casi idénticas -afirma Battaglia-. El objetivo es sólo uno: apoyar el negocio de la economía verde que tiene un valor de mil millones de dólares al día; el negocio de la energía fotovoltaica y eólica vale 260 mil millones al año. Por desgracia, estas energías son un fracaso a nivel económico: hablamos de un producto escaso a nivel de resultados y, en consecuencia, los que ganan con él piden ayuda a los gobiernos que se lo imponen a los ciudadanos a través de un mensaje claro y preciso. Un mensaje con el que se quiere justificar los impuestos vinculados al apoyo a las llamadas tecnologías verdes».

Publicado por Giuseppe Leonelli en L’Occidentale.

Traducido por Verbum Caro para eldebate.es

por elDebate.es.

Un medio libre que trata aquellos asuntos ante los que otros muchos guardan silencio. La amenaza de los separatismos, la crisis de valores de la sociedad actual, la corrupción de la clase política o la cuestión migratoria desde un punto de vista inédito. Nadie habla de ello. Nosotros sí