Las ocho claves de la inmigración en España

La inmigración extranjera en España presenta una serie de características específicas que la diferencian de otros países europeos.

La inmigración es un fenómeno que marcará las próximas décadas de España. Los sucesivos gobiernos han apostado políticas favorables a la acogida y los principales organismo internacionales apuestan por ella para revertir la pirámide poblacional. Curiosamente, los mismos que propugnan las bondades de la inmigración, se niegan a aplicar políticas económicas favorables a la familia.

España, por su ubicación e historia, presentan algunas características específicas que lo diferencia de los países de su entorno. Estas son las ocho claves esenciales según los datos del Grupo de Estudios Estratégicos (GEES).

Volumen de inmigrantes muy apreciable en la población de España: cerca de uno de cada seis habitantes de nuestro país, o bien nació en el extranjero, o bien nació en España con progenitores inmigrantes.

-Es un fenómeno reciente. Casi todos los extranjeros residentes en España viven en ella desde hace menos de 25 años. Esto tiene importantes consecuencias en relación al grado de asimilación de la inmigración, pues la presencia de inmigrantes de terceras generaciones entre la población laboral y universitaria es escasa.

-Tendrá un gran peso en la siguiente generación de españoles, pues alrededor de la cuarta parte tendrá algún progenitor nacido en el extranjero.

-Es una población más fecunda, en número de hijos por mujer, que el resto de los españoles (1,27 hijos por española, y 1,70 por extranjera en 2016). La disparidad por países es muy importante y el mayor índice de natalidad se sitúa en las familias procedentes de Pakistán, Marruecos o Argelia.

-Es una parte importante de la población en edad laboral, especialmente en algunas provincias. Según las Cifras de Población, eran de origen extranjero un 17% de los habitantes de España con edad comprendida entre 20 y 64 años.

-Aumento del número de inmigrantes. Según los datos del INE, están viniendo a España otra vez más inmigrantes de los que se van, pese a los importantes niveles de paro que padece nuestro país. De ahí que su contribución a las arcas públicas sea inferior a la media de los españoles.

-Los inmigrantes se benefician de las ayudas sociales más que el promedio de los españoles. En términos generales, este fenómeno se produce por sus mayores tasas de desempleo y su menor nivel de renta,

-Las tasas de delincuencia son superiores. Un fenómeno común en todos los países de la Unión Europea. En concreto, en materia de muertes por “violencia de género”, la tasas de homicidas son más del triple que los nacidos en España.

por elDebate.es.

Un medio libre que trata aquellos asuntos ante los que otros muchos guardan silencio. La amenaza de los separatismos, la crisis de valores de la sociedad actual, la corrupción de la clase política o la cuestión migratoria desde un punto de vista inédito.Nadie habla de ello. Nosotros sí