España recibe un 130% más de inmigrantes ilegales que en 2017

El efecto llamada provocado por la acogida del Aquarius continúa trayendo consecuencias a nuestro país.

Casi 60.000 migrantes han llegado a España por vías irregulares en 2018, un 130% más que el año pasado

PUBLICIDAD

Un total de 59.048 inmigrantes han llegado a España de manera irregular en lo que va de 2018, lo que supone un 129% más que el año pasado, cuando se contabilizaron 25.786 entradas por la vía marítima y la terrestre hasta el 30 de noviembre.

Según los datos del Ministerio del Interior, recogidos por la agencia Europa Press, la llegada de inmigrantes por vías irregulares ha crecido un 129% con respecto a 2017. En concreto, a fecha 30 de noviembre de 2018 y a falta de un mes para que acabe el año, han entrado en España unas 33.200 personas más que el anterior.

El número total de entradas irregulares en 2018 supera las llegadas registradas en todo 2017, 2016 y 2015 juntos. La suma de las entradas registradas durante esos tres años asciende a 56.636, pues el pasado año terminó con 25.786 llegadas irregulares; el 2016 con 14.558; y 2015 con 16.292.

Nueva avalancha migratoria

La tensión en la frontera entre Bosnia y Croacia ha aumentado en las últimas semanas. Según un informe de la inteligencia austriaca, más de 20.000 inmigrantes esperan en la zona para dar el salto a países de la Unión Europea y los incidentes entre los recién llegados se han repetido.

Los inmigrantes utilizan a los menores como primera línea ante los agentes de Policía para provocar nuevos incidentes. “Los croatas han posicionado sus fuerzas especiales en la zona, pero no parece suficiente”, advierten fuentes del Ministerio del Interior austriaco al diario Kronen Zeitung.

“Llegan más inmigrantes cada día. Ya no hay familias y no quedan mujeres”, aseguran desde Austria. “El 95% de estos inmigrantes tratan de abrirse paso armados con cuchillos. Un policía fronterizo fue apuñalado la pasada semana”, sentencian.

Los propios inmigrantes advierten que sufragan los gastos cotidianos gracias a las tarjetas proporcionadas por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Estas tarjetas se entregan a los recién llegados como parte de sus “programas de asistencia monetaria directa a los desplazados” en cooperación con Mastercard.

por elDebate.es.

Un medio libre que trata aquellos asuntos ante los que otros muchos guardan silencio. La amenaza de los separatismos, la crisis de valores de la sociedad actual, la corrupción de la clase política o la cuestión migratoria desde un punto de vista inédito.Nadie habla de ello. Nosotros sí