2019, el año del ISIS

Numerosos expertos advierten sobre un posible resurgimiento del grupo terrorista en las zonas abandonadas de Afganistán.

2019 podría convertirse en el año del resurgimiento del Estado Islámico mediante acciones terroristas y consolidación de territorios, en especial en Afganistán.

PUBLICIDAD

En el último número de ‘Naba’, una de las revistas que el autoproclamado califato difunde entre sus muyahidines, , los yihadistas se jactaban de que la Gran Bretaña había conocido durante 2018 la mayor cifra de apuñalamientos de su historia: 15.000.

La inmensa mayoría de estos delitos han sido cometidos por fanáticos de la organización terrorista, aunque no han mantenido en su mayoría contacto directo con el Estado Islámico, y su objetivo es producir miedo y terror entre la población.

Los terroristas buscan atribuirse  una cierta paternidad de dichos actos delictivos y presumen de la gran cantidad de medios humanos y materiales que las sociedades occidentales tienen que invertir para combatirlos.

“Es bien sabido que el ISIS es una organización terrorista muy resistente y con capacidad de adaptación a diferentes circunstancias. Los terroristas están a punto de ser expulsados de Siria de una vez por todas, aunque están por venir batallas en los territorios todavía controlados por los yihadistas del grupo, especialmente en la zona este del país, cerca de la frontera con Irak”, aseguró el exembajador del Reino Unido en Siria, Peter Ford.

Libia, Afganistán y Asia Central son las zonas el mayor riesgo de convertirse en el lugar de un nuevo brote de terrorismo islámico. Según Borís Dolgov, especialista en el mundo árabe del Instituto de Estudios Orientales de la Academia de Ciencias rusa, lo que resta del califato se encuentra ” bajo el control de unidades que solían formar parte del grupo terrorista primigenio”.

“Será difícil para los terroristas hacer resurgir al ISIS como organización político-militar. Es muy poco probable ahora, dado que los que hoy en día han contribuido a su derrota harán todo lo posible para impedir que esto suceda”, explicó Bolgov.