Libros para este verano

Los que este mes de agosto se van de vacaciones no deberían perder las buenas costumbres. Aunque el teléfono móvil, ese dispositivo que no se aleja a más de un metro de vosotros, os tenga abducidos, recordad que os estáis perdiendo grandes cosas, sobre todo, las que realmente hacen que las vacaciones merezcan la pena.  Dejad ese aparato endemoniado e id a cenar a la brisa del mar, pasead con vuestra familia por la playa al atardecer, abusad del tinto de verano, pasad alguna noche en vela con buena compañía y buena conversación, y, sobre todo, leed un buen libro. 

Por esta razón, servidor intentará cumplir con su deber para con sus semejantes. Detallo, pues, algunos libros (de ficción y de no ficción) que recomiendo leer en verano, para que luego no digáis que no sabíais qué leer y finalmente os quedasteis chateando por Whats app o viendo los postureos de los influencers de turno. 

PUBLICIDAD

 21 Lecciones para el Siglo XXI, de Yuval Noah Harari

Aunque no estemos de acuerdo con algunas de sus ideas expuestas sus anteriores libros (en este tampoco lo estaremos con muchas de ellas), la escritura clara, abierta, sincera y en cierto modo disruptiva de Harari es un buen ejercicio intelectual para entender el mundo en que vivimos y cómo lo vivimos. En esta entrega, Harari analiza el presente y se permite dar, a diferencia de en sus dos otros grandes éxitos (Sapiens y Homo Deus), consejos para vivir este siglo tan rompedor e iconoclasta al que nos enfrentamos. 

The Virtue of Nationalism, de Yoram Hazony

Hazony se ha convertido en el ideólogo del nuevo nacionalismo conservador en el mundo. Hace poco organizó una mega conferencia en Washington para analizar y dotar de doctrina a este movimiento político que ha tomado forma después del Brexit y después de la victoria de Donald Trump, ambos en 2016. Y el germen del movimiento es este libro en el que explica por qué los Estados-nación siguen siendo el mejor instrumento para el desarrollo y protección de las personas. 

1984, de George Orwell

Si no lo habéis leído, no sé a qué estáis esperando. Si os sorprendéis por la visión predictiva de la novela (escrita en 1949) simplemente os estaréis dando cuenta de por qué es un clásico y por qué es la distopía de referencia para aquellos que temen el levantamiento de gobiernos totalitarios. Una novela imprescindible para encontrarnos con nuestra ansia de libertad y nuestro amor a nuestra propia privacidad. 

Manual de Resistencia, de Pedro Sánchez (autora material Irene Lozano)

Sí, como leéis. ¿Es que no os podéis echar unas risas en verano leyendo sobre la magnanimidad y sobre el ego titánico de vuestro Presidente? Insisto, no bastan esos pantallazos que os han enviado por whats app, el libro entero es un vicio inconfesable. Además, los beneficios, según informó el autor no material van a los sintecho, así que doble beneficio: te ríes y al mismo tiempo ayudas a los necesitados. 

Yo, Julia, de Santiago Posteguillo 

Bueno, en realidad, cualquiera de las anteriores trilogías de Posteguillo (la de Escipión el Africano y la de Trajano) son altamente recomendables para los amantes de la novela histórica. Además, su extensión, por un lado, y la limitación temporal de las vacaciones (se acaban, sí), por otro, pueden servir de gran revulsivo, o de escudo de armas, contra ese aparato, el teléfono móvil, que nos consume día a día. Es posible que las andanzas de los héroes de Posteguillo nos atrapen más que las notificaciones de todas las redes sociales en las que estamos dados de alta. Ya sólo por eso merece la pena. 

Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes 

La mayoría, lo sé, no lo habéis leído. O si lo habéis hecho, fue en vuestra juventud cuando un mal sistema educativo (malo, pero mucho mejor de lo que vino después de la LOGSE; ya no es obligado leerlo) os obligó a ello y, por supuesto, no entendisteis casi nada. Pero el Quijote, nuestro Quijote, es una de las obras escritas más grandes, quizás la más grande, de la literatura universal. Quizás este verano es el momento de darle una oportunidad y disfrutar de verdad de las aventuras del noble caballero Don Quijote de la Mancha. 

La Fundación (y todo el Ciclo de Trántor), de Isaac Asimov

Amantes de la ciencia ficción, Asimov es un escritor central en esta disciplina. Sé que no os apetece pensar mucho en vacaciones, pero el planteamiento de la Fundación es tan atrevido, alucinante y novedoso (escrito en los años cincuenta) que sería una pena que, ahora que tenéis tiempo, no os adentrarais en este mundo. Dicho queda. 

Un espía entre amigos, de Ben Macyntire

La historia de Kim Philby (y de los cinco de Cambridge) es fascinante. Es cierto, estuvo con los malos, pero eso no quita que sus engaños, sus borracheras y sus amistades no dejen de ser atrayentes. A todos a los que nos gusta estar en el lado bueno de la historia nos habría encantado destapar a Philby, o intercambiarlo con alguno de los buenos en un puente brumoso más allá del Telón de Acero. Macyntire, un maestro narrando y documentado la historia, hace además la historia del ángel caído británico, adictiva. 

Con estas recomendaciones, accesibles a todos, creo que ya he cumplido mi deber cívico. Insisto, disfrutad de un buen libro, y dejad el jodido móvil en el cajón.