España recibe más inmigrantes que en 2018 y el número de fallecidos en el Estrecho sigue en aumento

El pasado viernes 17 de mayo la International Organization for Migration (IOM) entregaba su último informe relativo a la entrada de inmigrantes ilegales en Europa. En este informe, la IOM actualizaba el registro de llegadas con fecha 12 de mayo, incluyendo los datos totales de los meses de enero a abril de este año. Según estos últimos datos, el volumen de inmigrantes ilegales llegados a España aumentaba nuevamente en más de un 27%, pasando de los 6.690 llegados en 2018 a los más de 8.500 registrados en lo que llevamos de año. Aún así, algunos medios de comunicación seguirán afirmando que existe una disminución del volumen de inmigración ilegal que sigue soportando nuestro país.

Si analizamos los datos mes a mes, sí es cierto que existen ciertas disminuciones comparando los primeros meses de 2018 con los meses de 2019, pero en términos generales las llegadas totales siguen en considerable aumento y no han parado de incrementarse en los últimos 4 años.

PUBLICIDAD

Por otro lado, si comparamos los datos de este primer cuatrimestre con los datos del año 2016, el total de llegadas se dispara en más de un 170%, situándose el incremento interanual en una media superior al 40%. Los datos están ahí, y por mucho que quieran hacernos creer lo contrario, las llegadas de inmigrantes ilegales siguen aumentando cada año, de hecho, la previsión actual para 2019 tomando los últimos registros de la IOM arroja que nuestro país podría recibir este año alrededor de 82.000 inmigrantes ilegales, pero mucho me temo que esta cifra será aún mayor.

A mayor presencia de salvadores, mayor número de fallecidos

Así lo evidenciaba un informe emitido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el pasado mes de febrero. No obstante, es algo que también viene evidenciando la propia IOM si examinamos con detenimiento el número de fallecidos en las diferentes zonas del Mediterráneo, en total, en tan sólo 5 años han fallecido más de 18.000 inmigrantes. Cifras de las que jamás te hablará ninguna ONG.

Esta tendencia ha quedado más que demostrada con el cambio de rumbo de la inmigración ilegal a consecuencia de las medidas adoptadas por el gobierno de Matteo Salvini en Italia. En estos momentos y tal como evidencian los datos de la IOM, toda la inmigración ilegal proveniente de África centra como puerto de llegada a Europa nuestro país. España en estos momentos es el lugar de recogida.

En el año 2014 el total de fallecidos en el Mediterráneo fue de 3.283,  3.165 fallecieron en la zona del Mediterráneo Central y solo 59 inmigrantes perdían la vida en la zona del Estrecho y el Mar de Alborán. Fue en estos momentos cuando ciertas organizaciones se percataron de que existía una actividad migratoria en la zona de Libia y el Mar Egeo. Un año después, en 2015, entidades como Sea Watch se desplazaban a estas zonas para supuestamente fortalecer la labor humanitaria.

A lo largo del 2015 con la presencia ya de oenegés como la alemana Sea Watch, el número de fallecidos en el Mediterráneo aumentaba hasta los 4.054, casi 800 más que en el año anterior. En 2016, la actividad de estas organizaciones en la zona del Mediterráneo Central se ve incrementada, fue cuando Open Arms se incorporó también a la actividad de la zona, elevándose el número de llegadas considerablemente y con ello, un total de muertes que se situó en los 5.143 fallecidos, 1.860 más que en 2.014. La presencia de estas organizaciones elevó el número de muertes en más de 60% en tan solo dos años.

Aumento de muertes en la zona del Estrecho y el Mar de Alborán

Tal y como citaba con anterioridad, las nuevas políticas aplicadas por Matteo Salvini sumadas a la ineptitud total en materia de fronteras del nuevo gobierno español, ha ocasionado que España sea en estos momentos el principal objetivo de los inmigrantes que quieren llegar a Europa desde África.

Mientras el número de fallecimientos por ahogamiento disminuye considerablemente en la zona del Mediterráneo Central y Oriental, en la zona del Estrecho y el Mar de Alborán aumenta de forma exponencial. Es en estos momentos extraño es el mes en el que no aparece en las portadas de los principales digitales españoles la fotografía de personas que lamentablemente se dejan la vida para llegar a Europa.

En el año 2014, el número de fallecidos en la zona del Estrecho fue de 59, un año después, en 2015 esta cifra aumentó hasta los 102, y el año 2016 se cerró con un total de 128 inmigrantes que perdieron la vida intentando llegar a nuestro país. No fue hasta 2017 cuando asistimos a un aumento considerable de esta cifra, que casualmente coincide con la presencia de nuevas embarcaciones de Salvamento Marítimo en la zona del Estrecho y el Mar de Alborán, y una menor presencia de oenegés en la zona del Mar Egeo. El año 2017 cerraba con un total de 224 fallecidos, casi un 300% más que en el año 2014.

En el año 2018 las cifras fueron de auténtico record. Según los datos aportados por la IOM y el Ministerio del Interior, a nivel peninsular entraron un total de 57.498 inmigrantes ilegales a través de más de 2.000 embarcaciones. Esta cifra supone un incremento más de un 160% de las entradas registradas en 2017 (21.971) y un aumento superior al 350% si hablamos de las recepciones contabilizadas en 2016 (8.162). Si tenemos en cuenta los inmigrantes llegados a nuestro país a través del Mediterráneo desde los años 2010 a 2017 nos daremos cuenta de que en todos estos años las llegadas totales fueron de 56.245 inmigrantes ilegales, es decir, solo en 2018 nuestro país recibió más de un 100% de las llegadas registradas en los últimos 8 años.

Sumadas las entradas registradas por tierra (Ceuta y Melilla), nuestro país ha recibido un total de 64.298 inmigrantes, más de un 130% de las llegadas totales registradas en 2017 y más de un 350% de los inmigrantes que llegaron en 2016.

El año pasado, la cifra de fallecidos en nuestras costas ascendía a un total de 811 inmigrantes, tomando los 224 inmigrantes que fallecieron en 2017, la cifra se ha visto incrementada en más de un 250%, mientras que en la zona de Italia y Grecia esta cifra ha bajado en más un 50%, pasando de 2.853 desaparecidos en 2017 a 1.314 en 2018.

Con este análisis no pretendo otra cosa que evidenciar que a mayor presencia de salvadores, mayor es el aumento de fallecidos y mayor es el negocio de los traficantes de inmigrantes ilegales. Lejos de un carácter humanitario, esta tendencia demuestra que si existen puertos abiertos y operativos de rescate en activo en una zona concreta, los traficantes actuarán a petición en dicha zona, aumentando con ello el riesgo que cientos de personas pierdan la vida alentados por estas mafias y por la acción directa de oenegés, y las diferentes entidades de rescate de un país u otro. Quizás lo más acertado sea siempre actuar en los lugares de origen, evitándose así todas estas muertes innecesarias, más de 18.000 en los últimos 5 años.



por Rubén Pulido.

Jerez de la Fra. (Cádiz) - 1985. Ingresó a los 18 años en el Ministerio de Defensa, durante su etapa militar hasta su excedencia voluntaria (tras más de 11 años de servicio) ha realizado diversos cursos de perfeccionamiento, alcanzando así una serie de aptitudes que le confieren un especial olfato para el análisis de la actualidad en nuestro país. Empresario desde su excedencia, Rubén Pulido se dedica en la actualidad a dirigir inversiones y analizar todo lo que ocurre en nuestro país en materia de inmigración.