El PP envía a García Egea, el hombre que censuró los postulados provida en el PP, a la manifestación contra el aborto

García Egea impidió que se votara una enmienda que establecía que la formación defendía la vida desde la concepción hasta la muerte natural, para que figurase en los estatutos del PP.

La candidata de VOX al Congreso de los Diputados por Murcia y presidenta de la Plataforma por las Libertades, Lourdes Méndez, presentó el pasado mes de octubre “Del derecho a la vida al derecho al aborto”, un libro en el que detalló la evolución del Partido Popular en el debate sobre el aborto, desde defender postulados provida hasta purgar a todos aquellos que se oponían a la deriva actual.

PUBLICIDAD

Lourdes Méndez fue uno de los rostros más visibles en la lucha dentro del Partido Popular por el derecho a la vida. Durante su época en el Congreso de los Diputados, se negó a votar la “mini-reforma” puesta en marcha por Mariano Rajoy que consagraba el derecho al aborto, tal y como figuraba en la ley Aído aprobada por José Luis Rodríguez Zapatero que el propio PP recurrió ante el Tribunal Constitucional.

Méndez fue purgada por Rajoy de las listas electorales del 20D, junto a diez compañeros provida que se habían opuesto a las tesis oficialistas.

El ‘nuevo’ PP

Tras vencer en las primarias a Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Casado prometió la apertura de un “nuevo tiempo” en el PP gracias a la recuperación de los valores tradicionales de la formación. El presidente del PP anunció que uno de sus objetivos era volver a la ley del aborto de 1985, por ejemplo.

Más allá del evidente juego de artificios de Casado para recuperar a los millones de votantes descontentos con la deriva del partido, la realidad es que nada ha cambiado en el Partido Popular. La formación continúa sumida en una deriva ideológica de la que no parece estar en condiciones de salir y los nuevos nombramientos son buena prueba de ello.

Teodoro García Egea fue elegido por Casado para ocupar la Secretaría General. Un político de segunda fila al que Casado premió por su apoyo en campaña y cuyo labor en el Partido Popular es cuanto menos cuestionable.

García Egea censuró y marginó los postulados provida en el Partido Popular. Durante el 18 Congreso del PP, celebrado el 11 de febrero de 2017, el político murciano presidió la Mesa de discusión de la Ponencia Política y de Estatutos.

Según Lourdes Méndez, en ese debate plenario se debían votar las enmiendas defendidas sobre la inclusión de un punto donde se afirmara que “el PP defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural”. Una enmienda que fue defendida por cinco compromisarios.

“Las intervenciones fueron muy aplaudidas y se esperaba el voto positivo de la Sala. Sin embargo, en el momento de someterlas a votación, el presidente de la Mesa, Teodoro García Egea, paralizó la misma e impidió que se votara. Martínez Maíllo argumentó que no se votaría en esta Ponencia, sino que se debatiría y votaría en la Ponencia Social (algo claramente irregular, pues se trataba de una enmienda aceptada e incluso debatida en esta Ponencia)”, explicó Méndez.

“Posteriormente, en la Ponencia social, como era de prever, también se impidió la votación de esta enmienda y se realizó una transición con otros enmendantes (derivando al TC la postura sobre el derecho de la vida del no nacido). Todo ello se realizó violando el reglamento del Congreso”, mantuvo.

“Tras el 18 Congreso del PP, la defensa activa de la vida queda totalmente sepultada”, sentenció Méndez, que hizo referencia a las declaraciones de la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes: “Es un debate que está totalmente fuera de nuestra agenda política”.

Curiosamente, tras votar años atrás en contra de las leyes provida y con las elecciones a la vuelta de la esquina, García Egea decidió acudir a la manifestación contra el aborto que tuvo lugar el pasado domingo en Madrid.

‘Hay que recuperar la ley de 1985’

Las decisiones de Casado chocan con sus declaraciones públicas. Mientras nombra como número dos al hombre que censuró el debate sobre el aborto en el partido, aboga en los medios de comunicación por recuperar la ley de 1985.

“Abortar no es un derecho y la norma que impulsó el Gobierno de Felipe González contaba con el acuerdo de los dos grandes partidos y la aceptación de la mayoría de la sociedad”, aseguró.

El presidente del PP señaló que desde 1985 se han practicado unos dos millones de abortos que “han costado unos mil millones de euros”. “¿Por qué no empleamos recursos para apoyar la maternidad?”.

por elDebate.es.

Un medio libre que trata aquellos asuntos ante los que otros muchos guardan silencio. La amenaza de los separatismos, la crisis de valores de la sociedad actual, la corrupción de la clase política o la cuestión migratoria desde un punto de vista inédito.Nadie habla de ello. Nosotros sí